WiZink Center
PUBLICIDAD | ANÚNCIATE AQUÍ
Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso Más información aquí

Más de 1.200 personas se quedaron sin entrar al WiZink Center en 2019 por entradas fraudulentas

El recinto madrileño quiere liderar una campaña para concienciar a los usuarios de que deben comprar las entradas de todos los espectáculos en canales oficiales

Más de 1.200 personas se quedaron sin poder acceder al WiZink Center en 2019 en alguno de los 85 conciertos que se celebraron en el recinto, por tener entradas falsificadas o duplicadas adquiridas en canales no oficiales.

La venta fraudulenta de entradas se ha convertido en un grave problema que genera inseguridad en los asistentes a los conciertos y obliga al sector de la música a una reacción inmediata para recordar a los consumidores la importancia de efectuar la compra exclusivamente en los canales oficiales.

En los últimos meses se ha observado un alarmante aumento de estafas con la venta de entradas, aprovechando la fuerte demanda para determinados conciertos y las facilidades tecnológicas para engañar a los compradores que con la mejor voluntad quieren conseguir entradas a cualquier precio.

En el WiZink Center estamos viviendo repetidas veces la escena de tener que impedir la entrada al recinto a espectadores que se han presentado en la puerta con entradas duplicadas o falsificadas, y por tanto ya utilizadas, siempre con el denominador común de haber sido adquiridas a través de webs de reventa, páginas de venta entre particulares, plataformas de multiventa o, en algunos casos, reventa callejera. La decepción de los ingenuos compradores en las puertas de los recintos se ha convertido en una constante en cualquier gran concierto, con tristes historias de largos desplazamientos, de ilusionantes pero frustrantes regalos para disfrutar en directo de sus artistas favoritos…

En palabras de Almudena Requena, responsable de ticketing de WiZink Center, “este es un problema que nos afecta directamente, ya que somos nosotros los que denegamos el acceso a los usuarios de este tipo de entradas, y se nos pide una responsabilidad que no depende de nosotros”. Además, como resalta José Miguel Gallego, director general de D1N1, empresa líder del sector control de acceso y aforo de recintos musicales, “lo más dramático es que la gente no solo pierde el dinero de la entrada, sino también viajes y la ilusión de ver a un artista que ya no podrán ver.”

Para Eugeni Calsamiglia, director general de Ticketmaster España, "siempre ha sido recomendable comprar las entradas en canales de venta oficiales. Pero hoy es ya imprescindible, ya que los actuales sistemas de control de accesos detectan el 100% de entradas falsas o duplicadas, por lo que el riesgo de no poder entrar a un concierto con una entrada adquirida en un canal no oficial es alto”.

Desde la APM, la Asociación de Promotores Musicales, llevan tiempo en la lucha contra la reventa. Su presidente, Albert Salmerón, asegura que son “conscientes de que es un problema que nos afecta a todos: artistas, promotores, recintos y todos los que nos dedicamos a esto”. “Se está jugando con la ilusión de las personas, y es importante que la industria haga pedagogía e instruya a la gente para que sepan dónde comprar”, ha sentenciado.

Ante este gran problema, desde el WiZink Center queremos utilizar todos los medios a nuestro alcance para dirigir a los compradores de entradas hacia los canales oficiales de venta, directamente en la web del recinto, en las webs de las ticketeras oficiales, de los promotores o de los artistas, y nunca dejarse llevar por la venta entre particulares o webs que dicen tener entradas de determinado concierto cuando es conocido que están agotadas.

Por eso, hemos lanzado en nuestro recinto una campaña de concienciación que incluye avisos sobre el tema en nuestro circuito digital de pantallas, así como banners en nuestra página web que intentan concienciar a los usuarios de la importancia de adquirir las entradas siempre en canales oficiales.

El WiZink Center dispone de una taquilla on line para la compra de entradas de los conciertos programados en nuestro recinto con total seguridad y garantía, porque la compra de una entrada oficial no solo garantiza el acceso al espectáculo, también unos derechos ante cancelaciones o cambios de fecha que no están incluidos con aquellas adquiridas en canales no autorizados.