WiZink Center
PUBLICIDAD | ANÚNCIATE AQUÍ
Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso Más información aquí

#WiZinkCenterEpicConcerts: ¡Oasis!

Noel y Liam Gallagher nos trajeron el rock de Oasis en dos ocasiones: en 2005 y en 2009.

El 5 de noviembre de 2005, un Palacio recién estrenado dio la bienvenida a Oasis como un recinto ya bien preparado para acoger conciertos masivos, y haciendo alarde de una acústica de calidad.

Los controvertidos hermanos Gallagher desplegaron su gira “Don´t believe the truth” con “The Coral” como teloneros, un grupo al parecer elegido por el propio Noel Gallagher.

A las 22h en punto, con puntualidad británica, la banda icono del Brit Pop hizo su aparición en el escenario con los acordes de “Fuckin´in the bushes”, un tema que fue habitual durante unos años para el arranque de los conciertos de Oasis; y la locura se desató.

Aunque siempre han sido ellos dos, y su explosiva relación, los protagonistas indiscutibles de la banda, se hacían acompañar de Gem, Andy y el entonces nuevo fichaje para la batería: Zak Starkev, hijo del mítico Beatle Ringo Starr. No entraron mucho en escena, y Liam consagró su papel de líder saludando, dando las gracias en español y congraciándose con el público, mientras Noel se limitaba a coros y a tocar la guitarra, más o menos hasta que llegó “The Importance Of Being Idle”, que le dejó solo ante el público y fue el comienzo de su integración en el concierto.

Lamentablemente, no hay videos de calidad sobre este concierto, pero cuentan quienes estuvieron que la mejor versión de Oasis se vio con “Morning Glory” o “The Masterplan”, después de la cual llegó “Songbird”, la primera canción compuesta por Liam tras 9 años de monopolio compositivo a cargo de Noel.

Y para el final, “Wonderwall”, que Liam dedicó a todas las chicas presentes, y “My Generation”, de The Who. Noel, para resarcirse, se quedó solo en el escenario despidiéndose del público en cada lateral.

Por suerte, el 12 de febrero de 2009 volvieron, presentando el álbum “Dig out your soul”.

Arrancaron, cómo no, con “Fuckin´in the Bushes”, seguida de “Rock N´Roll Star”, demostrando que fluctúan entre el brit pop y el rock, según les apetece:

Y en cuanto acabó “Rock N´Roll Star”, arrojaron una pandereta al público. Así son ellos. Y llegó “Lyla”, una de las preferidas de los fans:

En este segundo concierto, Chris Sharrock sustituía a Zak Starkey a la batería.

No terminaron de convencer a todo el mundo porque no se entregaron, parecían incluso desganados a veces, y el concierto duró apenas una hora y media; escaso para muchos. Pero sus canciones son temazos. Eso nadie lo discute. Y la prueba llegó con el himno por excelencia de la banda: “Wonderwall”:

Cerraron con un homenaje a The Beatles: “I am the Walrus” (un sello de la banda lo de cerrar con una versión):

En su estilo, Liam estuvo medio concierto subiéndose el cuello de la camisa; retirándose cada dos por tres dejando solo a Noel…

Pero a pesar de todo, como rezaban muchos titulares, Oasis eran en ese momento los últimos clásicos. Luego llegó la separación, las peleas, carreras en solitario… Pero todos soñamos con que vuelvan algún día. Juntos. ¿Ocurrirá?