WiZink Center
PUBLICIDAD | ANÚNCIATE AQUÍ
Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso Más información aquí

#WiZinkCenterEpicConcerts: ¡Bruce Springsteen!

El "Boss" estuvo sobre nuestro escenario en 2007

Sólo una vez ha pasado por nuestro recinto, el 25 de noviembre de 2007, pero es suficiente para poder decirlo: ¡hemos tenido al Boss!

El de New Jersey desembarcó en Madrid como inicio de su gira europea “Magic Tour” y, tratándose de quien se trataba, la expectativa no pudo ser mayor. Además, no era (ni es) muy habitual verle en recintos indoor, y quedó para la historia como uno de los conciertos más míticos de los que hemos vivido. Tuvimos la suerte de ver a Bruce Springsteen en directo, y con Clarence Clemons aún vivo. Y una suerte más: guardarnos para el recuerdo un privilegio que no muchos otorgan: un vídeo de la prueba de sonido (que grabó y colgó para nuestro disfrute la televisión noruega VG TV):

 

 

Springsteen arrancó con cierto retraso, pero al público se le olvidó todo en cuanto se oyó al Boss decir “Is anyone alive out there?” (¿Alguien ahí fuera está vivo?), y al sonar, acto seguido, los primeros acordes de “Radio Nowhere” en la guitarra de Steven Van Zandt.

 

 

Cogió el testigo “No Surrender”, dejando claro que el respetable estaba más que entregado a la causa

 

 

Y, después, llegaría “Lonesome Day”, para terminar de entrar en faena. En algunas tomas de este video se puede ver la particular escenografía que el grupo desplegó esa noche que, sin ser nada espectacular, ocupó las gradas de Jorge Juan, que normalmente quedan detrás del escenario y tapadas (el backstage), pero que en esta ocasión dieron la oportunidad a unos cuantos de ver el concierto desde atrás, creando una suerte de escenario 360 que, sin serlo, daba esa sensación y una perspectiva única:

 

 

Springsteen llegó a nuestro escenario acompañado, cómo no, de su icónica E Street Band. Entre ellos, pudimos ver a Clarence Clemons “The Big Man” (nuestros compañeros nos confirman que era grande, muy grande, con aspecto duro e imponía mucho!) paseando horas antes de la apertura de puertas por el recinto; y en la puerta de su camerino puso un cuadro de madera que rezaba: “The Temple Of Soul”. Además, llamó la atención la ausencia de Patti Scialfa, mujer del Boss, que es miembro de la banda y no estuvo por quedarse al cuidado de sus hijos adolescentes (tienen 3 hijos en común).

Bruce es un hombre muy comprometido políticamente con su país, y dicen que tanto Patti como él, tienen fuertes creencias religiosas cristianas. Él viene de una familia cuyo padre fue veterano de la Segunda Guerra Mundial, lo que nos hace más fácil entender el porqué de muchas de las canciones más emblemáticas de su carrera. En 2007, lo dejó claro con varios mensajes sobre el escenario, que llegaron a su punto álgido cuando entonó “Magic”, que presentó diciendo que en su país, las mentiras se cuentan como verdades:

 

 

Se atrevió en varias ocasiones con el español, que chapurréo durante todo el concierto. Al final, tocó “Thunder Road” por petición popular, y tuvo que pedir paciencia de pura insistencia del público, diciendo “un poquito de patience, I ´ve got it!”:

 

 

Y cerró los bises con “Born To Run”, “Dancing In The Dark” y “American Land” ya con las luces encendidas y todo el público en éxtasis total de un concierto que duró casi tres horas, algo habitual en el Boss y su banda.

No es solo uno de esos conciertos especiales de los muchos que han vivido este recinto y esta ciudad a lo largo de los años, es que quien lo vivió forma parte de un selecto grupo de afortunados, un grupo de esos de los que solo sus miembros saben exactamente de lo que hablamos.